La moxibustión (en chino, ; pinyin, jiǔ) es un tratamiento que forma parte de la medicina tradicional china. Utiliza las hojas pulverizadas, secadas y trituradas de la planta Artemisia abrotanum (abrótano macho) a la que se le da forma de cigarro denominado moxa. El carácter chino para formar moxa es el segundo de los dos que forman la palabra china para “acupuntura” zhēnjiǔ (鍼灸) ya que una terapia va unida a la otra.

La moxibustión es una técnica de aplicación de calor. No en vano, el origen de la palabra hace referencia a la quema de una planta. La moxa sirve para calentar puntos específicos de acupuntura con un puro hecho de Artemisa. Al calentar los puntos específicos de acupuntura se tratan los síndromes de frío internos y puede aliviar síntomas como manos y pies fríos, malas digestiones, cansancio, anemia, frío en útero o frío en abdomen. También se utiliza cuando existen dolores sean crónicos o agudos.

El 16 de noviembre de 2010, la Unesco declaró la moxibustión y la acupuntura china como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En qué consiste

La moxibustión consiste en aplicar calor a los puntos de acupuntura. En algunos casos se cauteriza el punto de acupuntura pero en la mayoría de las ocasiones solo se aplica calor. El método de la moxibustión permite activar los receptores térmicos de la piel, y de esta forma provocar estímulos que compiten con los sistemas de modulación del dolor a nivel de asta posterior medular, y controlar procesos de dolor, sobre todo osteoarticular. Para calentar los puntos de acupuntura, se pueden emplear cigarros de polvo de la planta Artemisia sinensis (ajenjo), conos de moxa y otros sistemas de aplicación indirecta de la moxa con intermedio de plantas.

El estímulo de la moxibustión puede alcanzar diferentes niveles a nivel cutáneo y ejercer diferentes efectos según la capa afectada. La moxibustión a temperatura de 47o-48o C afecta a receptores polimodales de fibras Aδ y C, que permiten dispersar el calor y bajar la fiebre. Este efecto no se presenta a 40o C. A nivel central aparece que se activa la región preóptica del hipotálamo anterior. Parece ser que el efecto de la aplicación de la moxibustión reside en la radiación emitida de forma selectiva por la combustión de la artemisa (7). Importante: hay que calcular los posibles efectos indeseables de la aplicación de la moxibustión, sobre todo en áreas muy sensibles como cara y dorso, para evitar quemaduras y cicatrices.

Importancia y benefícios

  • A nivel celular: favorece la reparación de tejido, incrementado la actividad enzimática y en consecuencia el metabolismo hístico (de los tejidos).
  • A nivel cardiovascular: equilibra la capacidad de termorregulación, mejora la circulación sanguínea, lo cual tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios, favorece la alcalinización del Ph sanguíneo, puede disminuir la coagulación sanguínea, la glicemia y la viscosidad de la sangre, porque genera un mayor aporte linfático en los tejidos.
  • A nivel neuromuscular: tiene un agradable efecto relajante, que se expande desde una primera etapa de relajación física, que abre paso a una fase más profunda de relajación mental y emocional. Tiene efectos antiespasmódicos, además de los ya mencionados beneficios analgésicos y metabólicos a nivel de los tejidos con el aumento del flujo sanguíneo.
  • Tiene efectos a nivel de las propiedades viscoelásticas de los tejidos: en medicina china, la flexibilidad se asocia a salud y la rigidez a enfermedad, en este contexto, el calor de la moxibustión produce una mayor extensibilidad de los tejidos fibrosos ricos en colágeno, como los que se encuentran en tendones, cápsulas articulares y cicatrices. Los efectos se potencian cuando se combinan la aplicación de tracción en la zona y estiramientos terapéuticos. Además, la hiperemia (aumento de sangre en un órgano o parte de éste) local producida por la moxibustión, facilita el transporte de oxígeno y sangre a las células de la piel, lo cual tiene aplicaciones estéticas, ya que nutre, limpia (a través de los procesos metabólicos que facilita) y mantiene fresca y elástica la piel.
  • Tiene efectos a nivel de las propiedades viscoelásticas de los tejidos: en medicina china, la flexibilidad se asocia a salud y la rigidez a enfermedad, en este contexto, el calor de la moxibustión produce una mayor extensibilidad de los tejidos fibrosos ricos en colágeno, como los que se encuentran en tendones, cápsulas articulares y cicatrices. Los efectos se potencian cuando se combinan la aplicación de tracción en la zona y estiramientos terapéuticos. Además, la hiperemia (aumento de sangre en un órgano o parte de éste) local producida por la moxibustión, facilita el transporte de oxígeno y sangre a las células de la piel, lo cual tiene aplicaciones estéticas, ya que nutre, limpia (a través de los procesos metabólicos que facilita) y mantiene fresca y elástica la piel.

Contraindicaciones

  • No aplicar en procesos inflamatorios en fase muy aguda, ni durante procesos febriles o insolación.
  • No aplicar en personas con mala hidratación o excesivamente fatigados.
  • No aplicar en zonas donde existen procesos malignos, por la posibilidad de diseminación.
  • No aplicar en pacientes con trastornos cardio-vasculares descompensados.
  • Como generalidad, debe evitar su uso en embarazadas.
  • No aplicar en niños menores de 7 años.
  • Si se aplica calor durante el período menstrual, puede aumentar el sangramiento.
  • Se tendrá especial cuidado en su aplicación a pacientes hipertensos, o que manifiesten signos y síntomas relacionados a excesivo calor interno, que en el lenguaje propio de la Medicina China se asocian a los síndromes de Insuficiencia de Yin y de Fuego.

De nuestro blog

Queremos escucharte

Ciencia y Tradición Milenaria para tu Salud y Bienestar Integral

Visítanos

Si tienes dudas o deseas más información sobre nuestros servicios, ¡contáctanos!